ANÉCDOTAS DE LA TRADICIÓN

La iconografía religiosa, ha representado  al  diablo con fuego, tridente, cuernos, barbas y  para darle más realismo mágico a la caracterización del temido personaje, antiguamente le colocaban fuegos pirotécnicos al rabo del diablo. Pero como el TURCO ANOR,  decía que él “era más malo que el mismo diablo”, el diablo de ese año, estaba en el paroxismo, envuelto en llamas y el público espectador aplaudía  la emocionante  escena. No  era  tal sobre actuación del Turco Anor. Lo que sucedió fue que los  tiros  del rabo los colocaron   al revés, con el resultado que el 6 de enero de 1954, el TURCO ANOR,  sufrió graves quemaduras en su espalda que por   largo tiempo  le quitaron el buen humor a  un “mamador de gallo”. Esta es la anécdota con el  popular  turco Anor Aguad.

Dirección: Carrera 19 N° 9 - 450 Baranoa / Atlántico         e.mail:  museohistoricodebaranoa@gmail.com

© 2016 Todos los derechos reservados