CAMBIOS QUE MARCARON LA HISTORIA

Es para la Loa del 6 de enero de 1958, cuando la escenificación empieza a  mejorar considerablemente y quedan atrás los años de “rudimentaria representación escénica”, como la considerara el cronista del Diario del Caribe en su nota periodística del 8 de enero de 1957. El colectivo artístico de jóvenes, defensores de la tradicional Loa a cuya  cabeza se encontraba Nicolás Cantillo Araújo, consiguen con el apoyo entusiasta del dinámico sacerdote Juan de Jesús Serna, párroco de Baranoa; que el conocido historiador Alfredo de la Espriella, brindara  asesoría y dirección para el montaje de la pieza teatral del  año 1958.

Dirección: Carrera 19 N° 9 - 450 Baranoa / Atlántico         e.mail:  museohistoricodebaranoa@gmail.com

© 2016 Todos los derechos reservados